Sede del Partido Comunista. C/ Chorrón 16 bajo. C.P. 19005 (Guadalajara) 949 49 04 34 ¡REPÚBLICA, AUTODETERMINACIÓN Y SOCIALISMO!

14 July 2006

El Partido Comunista de España denuncia los recortes de prestaciones contenidos en el acuerdo de la Seguridad Social

Secretaría del Mundo del Trabajo del PCE / 14 jul 06

El Partido Comunista de España rechaza frontalmente el acuerdo alcanzado entre el Gobierno del PSOE, la Patronal CEOE-CEPYME y las centrales sindicales, CCOO y UGT, el pasado 13 de julio, denominado “Acuerdo sobre medidas en materia de seguridad social” por contener un claro recorte en las actuales prestaciones de la Seguridad Social.

El PCE siempre ha apostado por un sistema de pensiones público, solidario, de calidad, con prestaciones dignas, así como por su consolidación, mejorando las prestaciones y extendiendo sus coberturas, aumentando los recursos destinados a este fin para ir acercándolo al gasto promedio europeo. La actual solidez de la Seguridad Social con la incorporación de nuevos contribuyentes, permite una reforma encaminada a la mejora de las prestaciones del Sistema y muy especialmente de las pensiones más bajas.

Desde hace ya muchos años la supuesta inviabilidad financiera del sistema público de pensiones ha servido como excusa para atacarlo desde sectores financieros y empresariales que han pretendido los unos hacer su negocio particular a través de planes y fondos de pensiones privados, y los otros abaratar los costes laborales a través de reducciones de las cotizaciones.

Sin embargo, aquellos catastróficos estudios que anunciaban la crisis total del sistema para años venideros se han visto desmentidos por la realidad que de una forma tozuda sigue arrojando un balance positivo y una situación financiera saneada de la Seguridad Social. El sistema público de pensiones en nuestro país no corre peligro alguno que justifique las numerosas alarmas que día tras día se lanzan sobre su futura viabilidad.

Esta reforma se suma a las sucesivas reformas de la Seguridad Social realizadas en los últimos años, respondiendo todas ellas a la misma lógica, reducir el gasto en pensiones bajo el falso pretexto de preservar el equilibrio económico de la Seguridad Social. Se acuerdan múltiples medidas regresivas para el conjunto de trabajadores y trabajadoras junto a otras pequeñas mejoras para determinados colectivos que no justifican, a nuestro entender, la firma sindical junto a la Patronal y al Gobierno.

Entre otras medidas aprobadas, desde el PCE queremos destacar por su importancia las siguientes:

Pensión contributiva.- Se aumentará en 745 días el periodo de cotización necesario para generar el derecho a una pensión contributiva, fijándose en 5.475 días efectivos, 15 años (se pasará de los actuales 13 años reales a los que se les suma los días cuota de las pagas extraordinarias de esos años, a 15 años reales). Esta medida impedirá el acceso a la pensión de jubilación a aquellos colectivos con condiciones laborales más precarias, especialmente mujeres, al tener contratos a tiempo parcial y con interrupciones importantes en su vida laboral.

Pensión de viudedad.- Se anuncia una reforma que se concretará en el futuro, pero será de gran alcance al cambiar su naturaleza. Pasará de ser un derecho que nace de la contribución realizada por el causante, a ser un derecho ligado a la contribución económica familiar del fallecido, o lo que es lo mismo, se pretende “recuperar su carácter de renta de sustitución”.

En lo inmediato, se endurecerán los requisitos necesarios para acceder a la pensión:

- Se exigirán dos años como mínimo de matrimonio
- Para las parejas de hecho, el conviviente sobreviviente tendrá que depender en más de un 75% de los ingresos de su pareja fallecida. En caso de existencia de hijos comunes con derecho a pensión de orfandad, ese porcentaje será del 50%.

Pensión de orfandad.- Se anuncia la voluntad de mejorar estas pensiones en aquellos casos ligados a pensiones de viudedad de cuantías más bajas y en aquellos casos de parejas de hecho sin derecho a pensión de viudedad, aunque no se concretan ni cantidades ni en que fecha se pondrán en marcha.

Pensión de Incapacidad Permanente.- Para los mayores de 31 años se implantará una nueva fórmula de cálculo que tendrá en cuenta los años reales y los potenciales de cotización. Esto reducirá las cuantías de las nuevas pensiones de incapacidad permanente para los trabajadores cercanos a la edad de jubilación con escasos años de cotización.
Para los menores de 31 años se disminuye el tiempo mínimo necesario para tener derecho a esta pensión en los casos de enfermedad común y accidente no laboral, pasando de ½ a 1/3 del tiempo que media entre los 16 años y la fecha del hecho causante.
En las de Gran Invalidez se introducirá una nueva forma de cálculo que reducirá la cuantía del complemento a las pensiones más altas y aumentará este complemento para las pensiones más bajas.

Prestación de Incapacidad Temporal.- En el caso de una baja por accidente laboral y una vez extinguido el contrato de trabajo, el trabajador seguirá cobrando la prestación de Incapacidad Temporal hasta el alta médica, sin consumir durante ese tiempo el desempleo. Era de justicia rectificar la situación actual fruto de una medida acordada en anteriores reformas.

Contrato de relevo.- Se endurecerán, de forma paulatina, los requisitos para acceder a la jubilación parcial mediante el contrato de relevo:
- Se requerirá tener la edad de 61años (en la actualidad 60) para aquellas cotizaciones posteriores a 1967.
- Se exigirán más años de cotización, de 15 a 30 años.
- Se aumentará el mínimo exigible de jornada trabajada (del 15 al 25%)
- Se requerirá una antigüedad en la empresa de 6 años.

Jubilación anticipada.- Se mejorará la cuantía de la pensión a aquellos trabajadores despedidos entre los 60 y 65 años y que hayan cotizado entre 30 y 34 años, mediante la modificación del coeficiente anual reductor que pasará del 8% actual al 7,5%.

Prolongación voluntaria de la vida laboral.- Se incentivará la prolongación de la vida laboral a partir de los 65 años, aumentando la cuantía de la pensión.

Se rebajan las cotizaciones empresariales.- Mediante la ampliación a todos los trabajadores mayores de 59 años con contrato indefinido de las bonificaciones ya existentes actualmente para mayores de 60 años con cinco de antigüedad.

En definitiva, para el PCE el contenido del acuerdo alcanzado resulta del todo insatisfactorio por su carácter globalmente regresivo, cuyas medidas positivas son insuficientes, parciales y en algunos casos muy poco concretadas.

El endurecimiento de requisitos para generar derecho a una pensión, el recorte de prestaciones, el alargamiento de la edad de jubilación o el recorte de las pensiones de viudedad son absolutamente rechazables en un contexto de crecimiento económico, con grandes beneficios para las empresas que no tienen repercusión alguna en la mejora de las condiciones laborales.

Desde el Partido Comunista de España denunciamos una vez más las políticas neoliberales en materia económica, laboral y social del Gobierno del Partido Socialista que reforma tras reforma aprobada en estos últimos meses ha favorecido, descaradamente, las rentas empresariales mientras el salario medio de la clase trabajadora sigue perdiendo poder adquisitivo, sus condiciones laborales siguen deteriorándose con porcentajes de eventualidad, precariedad y siniestralidad escandalosos y con constantes ataques a su ya raquítico estado del bienestar.

En contraste con ello, la Reforma Fiscal aprobada por el PSOE rebaja el impuesto de sociedades y los impuestos a las rentas del capital, dejando de ingresar las arcas públicas por ese concepto más de 4.000 millones de Euros, que vienen a sumarse a aquellas otras cantidades por las reducciones de cotizaciones empresariales y demás bonificaciones aprobadas en la reciente Reforma Laboral. Ingentes cantidades de dinero que deberían ser destinadas a políticas sociales y laborales y que van a engrosar las bolsas ya bien repletas de la Patronal.

Por todo ello, desde el PCE rechazamos cualquier recorte que venga a deteriorar aún más las condiciones laborales y sociales del conjunto de los asalariados para denunciar y poner en pie una respuesta fuerte y unitaria que ponga freno a todas estas agresiones, para ir avanzando hacia un reparto de la riqueza que bascule, mayoritariamente, hacia las rentas del trabajo.


http://www.pce.es/secretarias/secmundodeltrabajo/pl.php?id=1015

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home