Sede del Partido Comunista. C/ Chorrón 16 bajo. C.P. 19005 (Guadalajara) 949 49 04 34 ¡REPÚBLICA, AUTODETERMINACIÓN Y SOCIALISMO!

10 January 2007

Carta de Carvajal para Mariano Merodio

En memoria de un campesino:



Hemos despedido, con un emocionado cántico de la Internacional, a un camarada de 90 años, Mariano Merodio Merodio. Para la inmensa mayoría un desconocido. Sólo para unos pocos una pérdida irreparable. Era el ejemplo del camarada que ha dado todo por su ideal comunista, sin ningún afán de protagonismo, callado en las reuniones, sólo de una forma sosegada, cuando estabas a solas con él (tres para él era multitud), con una voz que parecía un susurro, te iba contando las peripecias de su vida. Como en su pueblo, apenas de 200 habitantes situado en la serranía norte de la provincia de Guadalajara, casi todos apoyaron la sublevación franquista. Tuvo que pasarse a zona republicana a través de pinares, para poder luchar por sus ideales. Como estando encuadrado en las unidades que luchaban en los Pirineos, los períodos de calma en el frente, los empleaban en ayudar a los campesinos en tareas del campo, en vez de requisar sus escasas provisiones, teniendo que enfrentarse a algunos mal llamados camaradas. Como una vez en Francia se incorporó a la resistencia, también de una forma sencilla pero no por eso menos arriesgada, como era llevar a cabo actos de sabotaje desde el puesto de trabajo asignado por los nazis y las autoridades colaboracionistas, en un aserradero, poniendo hierros, piedras o lo que podían en los troncos, para que saltaran hechas añicos las cintas de las sierras, o como se llenaban los bolsillos de tuercas que hacían desaparecer en las letrinas y muchas otras acciones que aunque no tenían la gloria de otras acciones de la resistencia mucho más vistosas de cara a la galería, eran igualmente peligrosas, pues tenían que aguantar a pié firme las represalias. En fin, una vez de vuelta en España, fue el camarada, sencillo y abnegado que dio todo al Partido a cambio de la satisfacción de la ayuda a su ideal. De su pensión siempre tenía un ahorrillo que entregaba al Partido. Este ha sido el ejemplo de un sencillo camarada.





Fernando Carvajal Saboya

6 de enero de 2007

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home