Sede del Partido Comunista. C/ Chorrón 16 bajo. C.P. 19005 (Guadalajara) 949 49 04 34 ¡REPÚBLICA, AUTODETERMINACIÓN Y SOCIALISMO!

15 November 2006

Memoria histórica para conquistar el futuro. 18-N 2006 República, Autodeterminación y Socialismo




Este año se conmemora el 70º aniversario del comienzo de la Guerra Civil. Durante el primer tercio del siglo XX en el Estado español la agudización de las contradicciones de clase provocó que la conflictividad entre trabajo y capital alcanzase una dimensión tal que la burguesía y terratenientes optaron por el militarismo y los grupos fascistas para aniquilar los avances que se avecinaban en beneficio del pueblo y en contra de sus intereses.

Todo esto condujo al levantamiento golpista del 18 de julio de 1936 en que gran parte del Ejército, apoyado por los sectores reaccionarios de la sociedad, combatió y derrotó a las organizaciones progresistas y revolucionarias que sostuvieron una heroica lucha durante 3 años.

El resultado de la contienda fue una dictadura nacional-católica de casi 40 años dirigida por Francisco Franco, en la cual los derechos democráticos fueron suprimidos, la represión contra el movimiento obrero fue feroz, existiendo además importantísimos retrocesos sociales, condenando a la mujer a un papel de total sumisión a un sistema patriarcal, convirtiendo al Estado español en una gigantesca prisión de mentalidad reaccionaria. El balance represivo de estos años es aterrador: 200.000 asesinados, cifra que cada día asciende a medida que se descubren nuevas fosas comunes, más de 1.000.000 de personas que sufrieron humillaciones, vejaciones y torturas por el sistema penitenciario franquista, cientos de miles de exiliados… Una generación entera de antifascistas eliminada de la vida política.

La derrota en la Guerra Civil no supuso el fin de la resistencia organizada, llegando esta a su máximo apogeo en los años 70. Este momento de agitación social, añadida a la desaparición física del dictador, supuso que los sectores mejor posicionados del Movimiento Nacional, con la connivencia de la Monarquía, estrechamente ligada al régimen, optasen por una modificación sustancial del sistema desde dentro dando lugar a la actual Constitución Monárquica.

La llamada transición democrática fue en realidad un instrumento mediante el cual las clases dominantes franquistas domaron a los principales partidos opositores, tolerando su presencia en la vida política pública a cambio de la imposición del régimen monárquico y las ligazones políticas con el franquismo que esto conllevaba, personalizadas especialmente en la jefatura del Estado de Juan Carlos I de Borbón, heredero nombrado por el dictador Franco y cómplice de los últimos asesinatos del tardofranquismo, manteniendo todavía una inusitada impunidad pese a ser directísimo responsable de estos crímenes.

Este año ha sido aprobada la llamada Ley de Memoria Histórica, una ley de “punto y final”, que condena institucionalmente el franquismo. Esta ley es insuficiente, siendo un intento de buscar el perdón y la “concordia nacional” por la vía rápida. Se contenta con indemnizaciones a las familias de los represaliados y la retirada de estatuas y cierta simbología franquista de edificios propiedad de la Administración Pública.

Para los colectivos integrantes de la Coordinadora Antifascista de Madrid, esto no es memoria histórica.
Memoria histórica significa depuración y fin de la impunidad, la memoria de la lucha del pueblo contra la burguesía, el legado que tiene continuidad por su vigencia en la lucha por la república, la autodeterminación de los pueblos y el socialismo.

La represión fascista sigue vigente para todo aquel que cuestione los pilares fundamentales del actual sistema político de democracia continuista burguesa.

Los grupos nazis continúan dando palizas a jóvenes, mendigos, inmigrantes, homosexuales, gentes de izquierda...ante la pasividad policial. En los últimos meses, en Madrid, los ultraderechistas han herido a una veintena de personas, algun@s de ell@s graves.

La justicia, con macrosumarios como el 18/98 que criminaliza movimientos sociales de un pueblo entero o la Ley de Partidos que borra del espacio “democrático” de participación política a aquellas organizaciones cuyos planteamientos políticos cargan contra el ordenamiento territorial del Estado o el sistema constitucional, evidencia su carácter netamente antidemocrático.

Las prisiones del Estado, verdaderos centros de exterminio donde las torturas están a la orden del día, están repletas de presos políticos que sufren políticas de aislamiento y distanciamiento de sus lugares de origen, lo cuál no sólo va en su perjuicio sino también en el de sus familiares y amigos, violándose así los derechos humanos más elementales. Por ello debemos recordar a tod@s los presos políticos tanto antifascistas, anarquistas, comunistas, como independentistas, por su valor y por su condición de prisioneros.

Los pueblos del Estado español (Euskadi, Cataluña, Galicia, Canarias, Castilla…), siguen sin posibilidad de decidir colectivamente su futuro. Hoy la indisoluble unidad del Estado se encuentra blindada por la Constitución Monárquica. Quienes defienden un proyecto de construcción nacional son criminalizados y perseguidos como el peor de los delincuentes. El derecho de autodeterminación es el derecho democrático que deben tener todos los pueblos para elegir libremente su forma de organización como tales.

El capitalismo se ve defendido por la Carta Magna del 78. Esto significa precariedad, imposibilidad de acceder a una vivienda, siniestralidad laboral, etc, contradicciones normales de un sistema en el que el beneficio empresarial es lo que cuenta, por encima de los intereses del pueblo trabajador.

La lucha por la III República no significa para nosotros simplemente sustituir una Monarquía Parlamentaria por una Democracia Liberal presidencialista, significa un cambio radical de la totalidad de las estructuras del estado, bajo los pilares de la lucha anticapitalista por el socialismo, la libertad de los pueblos y la lucha antipatriarcal.

Por último, también queremos recordar el 70º aniversario de la muerte de Buenaventura Durruti en Madrid, un ejemplo de luchador revolucionario, que murió trabajando por la defensa de nuestra ciudad en contra de las tropas reaccionarias enviadas por la burguesía y el fascismo.
Con el recuerdo de los luchadores antifascistas de ayer, los antifascistas de hoy debemos conquistar el futuro.

El presente es de lucha, el mañana es nuestro.

MANIFESTACIÓN ANTIFASCISTA
SÁBADO 18 NOVIEMBRE 2006
20:00H CIBELES-SOL

COORDINADORA ANTIFASCISTA DE MADRID

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home